Jardín de Villalongín

Datos

  • Av. Francisco I. Madero Ote. esquina con M. Villalongín, Centro Histórico, Morelia.

El Jardín de Villalongín, ubicado en el Centro Histórico de Morelia rodeado por la Avenida Francisco I. Madero, las calles Manuel Villalongín y Aquiles Serdán, es uno de los jardines más bonitos y amplios de la ciudad, además cuenta con una enorme fuente considerada como una de las más antiguas de Morelia.

Este espacio público data de mediados 1788, cuando Fray Antonio de San Miguel adquirió la parte frontal de la antigua Capilla de las Ánimas que ahí existió y que destinó para que se construyera una plaza para el paseo público con una pila con abundante agua. Al principio recibió el nombre de “Plazuela de las Ánimas” por la cercanía a la antigua capilla.

En otro tiempo, este jardín contó con cuatro pequeñas fuentes en cada uno de sus ángulos por lo que la gente lo llamaba “El jardín de los cuatro oros”.

La actual fuente del Jardín de Villalongín es sin duda una de las más antiguas de Morelia, pues durante más de un siglo estuvo en el centro de la Plaza de Armas. En el año de 1889 durante la administración del General Mariano Jiménez fue trasladada a este lugar y se le colocó al centro la escultura en bronce que representa a la diosa mitológica Flora (diosa de las flores y los jardines).

Este bello jardín debe su nombre al insurgente Manuel Villalongín en recuerdo de un hecho histórico protagonizado en este lugar. Las autoridades españolas habían tomado como rehén a la esposa de éste y la tenían prisionera en la cárcel de “las Ánimas” (antigua capilla) con la finalidad de que Villalongín dejara las armas; lejos de desistir, el insurgente, después de comunicarse secretamente con su esposa, llegó a la ciudad y en un acto de valor y audacia rescató a su cónyuge.

Tus comentarios son muy importantes