El Arte Plumario de Lilia Álvarez

Arte Plumario, Lilia Álvarez González

El arte plumario es aquel en el que se utilizan plumas de diferentes colores y tamaños para crear hermosas obras. La técnica más utilizada en este arte es la del mosaico plumario, que si bien es la más laboriosa, se asemeja a a la técnica pictórica, pudiendo así representar desde figuras humanas, paisajes, animales y objetos hasta figuras abstractas. Aunque esta técnica fue desarrollada hace siglos por distintos pueblos alrededor del mundo, fue en México donde se manifestó con mayor fuerza, desarrollándose y perfeccionándose hasta crear las mejores obras de este ramo.

Los aztecas, tlaxcaltecas y purépechas fueron los pueblos que ya dominaban esta técnica antes de la conquista española y que la utilizaban para adornar escudos ceremoniales, abanicos, rodelas, capas y mantos ceremoniales; aunque se tiene antecedentes de que los mayas la utilizaban ya cinco siglos antes. Las antiguas manifestaciones del arte plumario quedaron plasmadas en magníficas piezas que hoy se conservan en algunos museos, es el caso del Penacho de Moctezuma que actualmente se encuentra en el Museo de Etnología de Viena, en Austria, y el mosaico “La Misa de San Gregorio” conservada actualmente en el Museo de los Jacobinos de Auch, Francia.

En Michoacán comenzó a rescatarse este arte hace no más de una década, a raíz de un taller dirigido por la periodista Yolanda Sereno Ayala con apoyo de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Aunque son pocas las personas que se dedican a este arte, hay algunas que lo realizan con empeño y dedicación, es el caso de la Licenciada en Artes Visuales Lilia Álvarez González.

Hablar de Lilia Álvarez, es hablar de una mujer con distintas faceta que podemos resumir en un alma inquieta en búsqueda de sí misma a través del arte.

Dr. Arturo Valencia Ortiz

Lilia Álvarez González nació en el pueblo de Janamuato, municipio de Puruándiro, Michoacán, en 1955. Proveniente de una familia numerosa y rural, emigró a la ciudad de Morelia cuando tenía diez años, pues su padre, hombre dedicado al campo, quiso que todos sus hijos tuvieran una profesión. Lilia estudió la carrera de Médico Cirujano y Partero en la Universidad Michoacana, pues le gusta ayudar a las personas y le interesa mucho conocer el funcionamiento del cuerpo humano; esta profesión la ejerció por más de diez años.

En 1992, ingresó a la Escuela Popular de Bellas Artes para realizar estudios técnicos de dibujo y pintura, pues desde pequeña le gustaba mucho dibujar y tenía el deseo pintar a sus hijas en un cuadro. Después ingresó a la Licenciatura en Artes Visuales en la misma institución, pues apenas se había aprobado el nivel superior en ésta. Dichos estudios los concluyó en 2002 con gran satisfacción pues en dos ocasiones obtuvo el premio “Padre de la Patria” por haber alcanzado el más alto promedio de aprovechamiento de su generación.

A raíz de una exposición, de la maestra Yolanda Sereno, a la que Lilia asistió fue de donde nació su inquietud por aprender esta técnica. Entonces tomó el curso de arte plumario impartido por la periodista en 2009. Y en esta área Lilia también destacó desde un principio, ganando el primer lugar el mismo año en tres diferentes concursos de artesanías, realizados en Uruapan, Pátzcuaro y Morelia. Desde entonces y año con año ha participado con sus magníficas creaciones en cuatro diferentes concursos anuales, sumándose a los ya mencionados el Concurso Nacional de Artesanías realizado en la Ciudad de México, en el cual  obtuvo, en 2010 el Gran Premio de Arte Popular Bicentenario con su obra “El Rayo del Sur”.

Ha realizado más de diez exposiciones colectivas y una individual con técnicas diferentes al arte plumario, en cuanto a éste ha participado en nueve exposiciones colectivas y una individual que realizó el año pasado en el Antiguo Palacio de Justicia de Morelia. Además, el pasado domingo 24 de marzo de 2013 obtuvo la Distinción Especial en el Concurso de Artesanías realizado en Uruapan, Michoacán, con motivo del Domingo de Ramos, con un cuadro de la Virgen de Guadalupe.

El trabajo de Lilia Álvarez es magnífico porque además de ser una técnica ancestral y poco conocida, ella le añade detalles de su propia imaginación e inspiración, creando composiciones y diseños propios. Los temas más recurrentes en sus obras son las vírgenes, personajes históricos, paisajes y costumbres michoacanas, así como símbolos prehispánicos, ya que es una forma de expresar sus raíces y amor por su cultura. Sin embargo, comenta ella que hace falta mayor difusión para que se conserve esta técnica ancestral.

El arte plumario es una técnica que comprende desde la recolección, lavado, desinfección, clasificación por colores, tamaños y formas de las plumas, pero además exige mucha paciencia pues la realización de un cuadro es una difícil labor que puede tardar más de un mes de trabajo diario. Pese a ello, Lilia Álvarez lo desempeña con dedicación por satisfacción personal, sin buscar ningún reconocimiento, porque ha encontrado en ello lo que realmente le gusta hacer.

Datos de contacto

Celular: (+52) 4431008617
Correo: liliaalvarez57@gmail.com
Perfil de Facebook

Tus comentarios son muy importantes