Aniversario de la fundación de la Farmacia Mier

Farmacia Mier en 1930

El 5 de agosto de 1868 nació la Droguería y Farmacia Mier en un local en la calle Cerrada de San Agustín en la ciudad de Morelia, Michoacán. Fue fundada por Atanacio Mier y de la Parra y fue la primera farmacia de su tipo en el estado de Michoacán.

El establecimiento contaba con un mostrador para venta de medicamentos nacionales e importados; una sección para la elaboración de recetas y fórmulas de farmacopea; un laboratorio donde Mier, titulado como farmacéutico por el Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo, experimentaba y preparaba sus propias fórmulas, y un consultorio médico donde se atendía, de manera gratuita, a los habitantes de la época.

De ahí salieron medicinas elaboradas con fórmulas originales que ganaron premios en diversas exposiciones universales. Por ejemplo, en 1872 Mier obtuvo el primer lugar en las exposiciones de San Luis Missouri, Estados Unidos, y París, Francia, por un medicamento al que llamó Laxoreima.

El surgimiento de los grandes laboratorios farmacéuticos trasnacionales ocasionó que muchas de las droguerías y pequeños laboratorios mexicanos que habían operado hasta principios del siglo xx desaparecieran. La Farmacia Mier sobrevivió, siguió preparando las fórmulas que su fundador inventó y continuó experimentando con nuevos productos.

Cuando Atanasio Mier muere, la responsabilidad de la botica recae sobre su discípulo Pablo Chávez, quien después de algún tiempo también fallece, continuando esta tarea sus hijas. Más de un siglo después de su fundación, en 1981, la Farmacia Mier deja de funcionar a causa de la edad de los señores y el auge tremendo de la medicina moderna.

En 1986 se realizó una recuperación del mobiliario y equipo del local original y se donaron al Museo del Estado de Michoacán donde se exhiben al público en una sala especial que consta de dos partes: la botica, donde se encuentra un mostrador donde se atendía a la clientela, rodeado de grandes vitrinas llenas de frascos en las que se conservaban los medicamentos y sustancias farmacéuticas, además de documentos y fotografías antiguas, y par de bustos de Galeno e Hipocrátes; la segunda parte de la sala es la llamada rebotica donde se encuentran otros instrumentos igualmente de cristal y porcelana pero un poco diferentes, pues es aquí donde se mezclaban las sustancias.

Hoy la Farmacia Mier cuenta con cuatro sucursales en Morelia y continúa preparando las fórmulas originales de Anastasio Mier, que se distinguen por estar elaboradas con ingredientes 100 por ciento naturales. Además, la empresa ha entrado de lleno en la era de las tecnologías de la información y el comercio electrónico: a través de su portal de Internet vende sus productos tanto en el país como en el extranjero.

Con información de 100 empresas, cien años.

Tus comentarios son muy importantes